23°

Chihuahua, Chih. México
sábado 15 de junio del 2024.

¡Tuvo úlceras! Daisy Ridley revela las dificultades de protagonizar ‘Star Wars’

Daisy Ridley, conocida por ser la protagonista de la última trilogía de ‘Star Wars’, ha revelado en una reciente entrevista con The Times las dificultades que enfrentó al lidiar con la presión de formar parte de una de las franquicias de ciencia ficción más importantes de los últimos 50 años.

Desde el inicio, Ridley confesó que sintió una intensa presión al ser la nueva protagonista, siguiendo los pasos de Mark Hamill y Hayden Christensen en sus respectivas trilogías. Aunque estaba agradecida por el proyecto y las oportunidades que le proporcionó, el estrés y la ansiedad derivados de su participación le causaron serios problemas de salud, como úlceras gástricas.

“Estaba hecha polvo. Esencialmente, era un intestino dañado”, comentó Ridley. La severa ansiedad que experimentó durante y después de las filmaciones se manifestó físicamente en forma de úlceras de estómago, una clara indicación del estrés extremo que su cuerpo tuvo que soportar.

Además de los problemas de salud, Ridley también luchó con el “síndrome del impostor”, sintiéndose no merecedora de su protagónico y dudando de su capacidad para interpretar el papel de Rey. “Estaba preocupada por si era la elección correcta. O si era lo suficientemente buena”, confesó.

Esta inseguridad se vio exacerbada por las palabras de J.J. Abrams, el director de la primera película de la trilogía, ‘Star Wars: El despertar de la fuerza’, quien le advirtió sobre la magnitud del proyecto. “Este no es solo un papel en una película. Esto es una religión para la gente. Cambia las cosas a un nivel que es inconcebible”, le dijo Abrams, subrayando la importancia cultural de ‘Star Wars’ y aumentando la presión sobre la joven actriz.

El lanzamiento de ‘Star Wars: El despertar de la fuerza’ fue un momento crítico para Ridley. La crítica y los comentarios tanto del público como de la prensa especializada generaron en ella un constante nerviosismo. Para lidiar con esto, Ridley se refugió en su familia y en sus proyectos pendientes. “Me reconfortaba concentrarme en mi trabajo, en lugar de en los comentarios de los fans, porque, ya fuera positivo o negativo, había un sentimiento de vulnerabilidad”, explicó.

Ridley admitió que no fue hasta la tercera película de la trilogía, ‘Star Wars: Episodio IX – El ascenso de Skywalker’, que finalmente se sintió segura de sí misma. Este proceso de ganar confianza a lo largo de las tres películas fue fundamental para su desarrollo tanto personal como profesional.

Compartir
Facebook
Twitter
WhatsApp