25°

Chihuahua, Chih. México
miércoles 12 de junio del 2024.

Deja Candy Espinoza candidatura por falta de protección

México.- Candy Espinoza Ríos, candidata de la alianza Morena, PVEM y PT al municipio de Copala, en la región de la Costa Chica de Guerrero, encontró en el anonimato su única salida para proteger su vida y la de sus familiares cercanos, según el reportaje de investigación de la agencia Animal Político.

El 4 de abril, tras recibir repetidas amenazas de muerte y no obtener la protección que solicitó, Candy Espinoza Ríos se retiró de la contienda y desapareció de Copala junto con su esposo, hijos y madre. Cerró sus redes sociales, cambió su número de teléfono y abandonó su vida en el pueblo.

«Ninguno de nosotros sabe a dónde se fue», comentó un primo de Candy.

El 3 de abril, Candy había acudido a las instalaciones del Instituto Estatal Electoral de Participación Ciudadana de Guerrero (IEPCGRO) para entregar su solicitud de registro como candidata a la alcaldía de Copala. Al día siguiente, se esfumó. En su último mensaje en redes sociales, expresó: «Con mucha decepción me doy cuenta de que no hubo respaldo del Gobierno del Estado, Dirección de Seguridad Pública, Guardia Nacional y Ejército Mexicano, quienes me negaron en todo momento la seguridad hacia mi persona, mi familia y equipo de trabajo».

Candy Espinoza tenía razones de sobra para tomar con seriedad las amenazas. Su hermano, Jesús González Ríos, aspirante original a la alcaldía de Copala, fue hallado asesinado un día después de haber sido secuestrado el 29 de junio de 2023. Conocido como «El Inge» o «Chucho Ríos», Jesús era coordinador del PVEM en Copala y un fuerte contendiente para la presidencia municipal.

El 28 de junio de 2023, Jesús González fue interceptado por un grupo de hombres armados en el centro de Copala. Al enterarse de su desaparición, unas 200 personas, entre familiares, vecinos y amigos, bloquearon la carretera federal Acapulco-Pinotepa Nacional para exigir su aparición con vida.

Jesús González había grabado un video dos días antes de su secuestro. En él, con una duración de 2:50 minutos, advierte: «La presidenta municipal de Copala, Guadalupe García Villalva, me manda a amenazar, diciéndome a través de un grupo armado que yo tengo que quitarme de la política, que ya no participe». Jesús expresa su miedo y señala a García Villalva como responsable de cualquier daño que pudiera ocurrirle a él o a sus familiares.

Al día siguiente, Jesús González fue encontrado decapitado y desollado cerca de la Laguna de Chautengo, en el municipio vecino de Florencio Villarreal.

La relación entre Jesús González y la alcaldesa Guadalupe García Villalva había sido tirante desde las elecciones de 2021, cuando ambos compitieron por la alcaldía de Copala, ella por el PRD y él por el PVEM. García Villalva ganó y posteriormente comenzó a acercarse a Morena, partido por el cual ahora es candidata al décimo quinto distrito electoral local.

Candy Espinoza habría hecho campaña junto a García Villalva si no hubiera abandonado la contienda. En Guerrero, el retiro de candidaturas por amenazas no es un hecho aislado. En este proceso electoral, dos planillas completas de 16 candidatos se retiraron debido a presuntas amenazas del crimen organizado. Una de estas planillas corresponde a la región de la Costa Chica.

El 15 de mayo, Pablo Segura Valladares, candidato del partido Fuerza por México a la presidencia municipal de Teloloapan, anunció la anulación de su planilla por el IEPCGRO, debido a que los candidatos a síndicos y regidores renunciaron tras recibir amenazas de un grupo criminal. Teloloapan es uno de los municipios más importantes de la región Norte de Guerrero, con 54 mil habitantes.

El 16 de mayo, Thalía Mejía Molina, candidata a presidenta del nuevo municipio de Las Vigas por Movimiento Ciudadano, junto con los demás integrantes de su planilla, decidió no participar y desaparecieron de la vida pública en este municipio de la Costa Chica. Las Vigas, con apenas 4,760 personas, es un municipio de reciente creación cuya primera elección municipal sería el 2 de junio.

En este proceso electoral, el proyecto «Violencia electoral en Guerrero y Oaxaca, México», desarrollado por Amapola, periodismo transgresor, y el Doctorado en Antropología de la Universidad Columbia de Nueva York, ha registrado 27 asesinatos de aspirantes, candidatos y personas cercanas, derivados de 35 incidencias que incluyen privaciones ilegales de la libertad, balaceras y amenazas de muerte.

Jesús González Ríos, excandidato de PVEM en Copala, Guerrero, fue asesinado en 2023, después de ser secuestrado.
La falta de apoyo del gobierno estatal obligó a Candy Espinoza a retirarse y autoimponerse el destierro para salvar su vida. En la región Costa Chica, la violencia del crimen organizado es una constante, con múltiples grupos criminales locales interactuando con organizaciones de alcance estatal y nacional.

El municipio de Copala está controlado por una alianza entre los grupos del crimen organizado Los Rusos y el Cártel de Caborca. Los Rusos son una fracción del Cártel de Sinaloa, liderado por El Mayo Zambada, mientras que el Cártel de Caborca estuvo bajo el mando de Rafael Caro Quintero. En el resto de la región, los grupos criminales locales Los Marín y Los Carrillos disputan el control con Los Ardillos y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Copala, con un control político territorial del PRI y PRD, ha visto las últimas dos administraciones municipales ganadas por el PRD. El distrito electoral local al que pertenece Copala, cuya sede es San Luis Acatlán, fue ganado en la pasada elección por la diputada Marben de la Cruz Santiago, de Morena, quien ahora busca la alcaldía de Marquelia.

En la región, han ocurrido cinco de los 27 asesinatos registrados en la entidad, siendo algunos de familiares cercanos a los políticos. Entre ellos, el de Jesús González Ríos, el 29 de junio de 2023; el 10 de agosto de 2023, el hijo y sobrino de Alberto Tapia Peláez, líder del PRI en Ometepec; y el 12 de marzo de 2024, David Honorio Morales Sandoval y su esposa Juana Suástegui Guzmán, ambos de Cuajinicuilapa.

Guadalupe García Villalva no es investigada por la Fiscalía General del Estado (FGE), lo que le permite seguir siendo candidata. El dirigente estatal de Morena, Jacinto González Varona, justificó su candidatura al señalar que, sin una investigación o expediente abierto, sus derechos políticos están a salvo. Sin embargo, su candidatura ha generado controversia y críticas.

Guadalupe García tiene una relación cercana con Sol Salgado Pineda, hermana de la gobernadora Evelyn Salgado Pineda, lo cual ha sido un factor en su designación como candidata. Evelyn Salgado Pineda ha sido criticada por la influencia de su padre, Félix Salgado Macedonio, en su gobierno y en la designación de figuras clave en Morena a nivel estatal.

El caso de Candy Espinoza Ríos ilustra la cruda realidad de la violencia y el peligro que enfrentan los candidatos en Guerrero, donde las amenazas del crimen organizado y la falta de apoyo gubernamental pueden llevar a decisiones extremas como la desaparición voluntaria para salvar la vida propia y la de los seres queridos.

Compartir
Facebook
Twitter
WhatsApp