29°

Chihuahua, Chih. México
viernes 21 de junio del 2024.

¿Usas vapeadores? Estos generan más adicción que la nicotina

Las alternativas a la nicotina que se usan en vaporizadores están ganando terreno en Estados Unidos y en otros países, con la 6-metil nicotina a la cabeza. Sin embargo, estas sustancias sintéticas pueden ser más potentes y adictivas que la nicotina tradicional, aunque los datos científicos al respecto aún son incompletos. Así lo advierten la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) e investigadores independientes.

Las sustancias sintéticas, con una estructura química similar a la de la nicotina, no están sujetas a la normativa estadounidense sobre tabaco y vapeo, que se diseñó para controlar la nicotina tradicional, una droga altamente adictiva. Esto permite que los fabricantes vendan vaporizadores con análogos sintéticos de la nicotina, como la 6-metil nicotina, sin necesidad de autorización de la FDA, un proceso que suele ser costoso y lento.

Grandes tabaqueras como Altria Group y British American Tobacco ya han perdido ventas significativas en Estados Unidos debido a la competencia de vaporizadores desechables con nicotina tradicional que se venden ilegalmente sin autorización de la FDA. En una carta enviada a la FDA el 5 de abril, Altria, fabricante de los cigarrillos Marlboro en Estados Unidos, destacó el uso emergente de 6-metil nicotina en los vaporizadores. Esta correspondencia, publicada en el sitio web de Altria, instaba a la FDA a abordar el creciente mercado negro de vaporizadores con nicotina.

“Este problema se está extendiendo”, afirmaba Altria en la carta, citando la aparición de análogos de la nicotina. Entre ellos mencionaba SPREE BAR, un vape lanzado en octubre por Charlie’s Holdings Inc, que utiliza 6-metil nicotina. La FDA, sin embargo, no quiso comentar sobre la correspondencia con empresas específicas.

En respuesta a las preguntas de Reuters sobre la 6-metil nicotina y otras alternativas a la nicotina, la FDA emitió un comunicado indicando que, aunque se necesita más investigación, algunos datos emergentes muestran que estos análogos de la nicotina pueden ser más potentes que la nicotina tradicional. Esta última ya es altamente adictiva y puede alterar el desarrollo del cerebro adolescente, además de tener efectos a largo plazo sobre la atención, el aprendizaje y la memoria de los jóvenes.

La nicotina tradicional que se encuentra en muchos vaporizadores se extrae de las hojas de tabaco, mientras que la 6-metil nicotina se fabrica completamente en el laboratorio con productos químicos. “La FDA es una agencia que se basa en los datos, y estamos en proceso de revisar los datos disponibles para informar sobre posibles acciones en este ámbito”, añadió la FDA en su respuesta a Reuters.

La situación destaca la necesidad de una regulación más estricta y una investigación más profunda para comprender plenamente los riesgos de estas nuevas sustancias sintéticas en comparación con la nicotina tradicional.

Compartir
Facebook
Twitter
WhatsApp